Haz clic para llamar. Consulta gratis

(830) 326-4444

Volver al Blog

La CPSC avanza hacia la prohibición de algunas almohadillas de protección para cunas a medida que aumentan las muertes infantiles

La CPSC avanza para prohibir las almohadillas para cunas al aumentar las muertes infantiles

Los expertos en seguridad han instado a la CPSC a tomar medidas y prohibir las almohadillas peligrosas

Las almohadillas de protección para cuna acolchadas deben cumplir con varios requisitos nuevos, e incluir etiquetas de advertencia, o serán prohibidas para la venta en los Estados Unidos. Esto es lo que los reguladores de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés) buscan actualmente, y están en proceso de finalizar una nueva regla obligatoria para las almohadillas.

La medida se produce después de los hallazgos que muestran un aumento en las muertes infantiles relacionadas con las almohadillas en los últimos años. De hecho, de 2008 a 2015, las muertes que involucran almohadillas se triplicaron, en comparación con las de 1985 a 2007. 

En estos momentos, los funcionarios buscan sacar de circulación las almohadillas para cuna peligrosas para proteger a los bebés y salvar vidas.

Breves antecedentes: Los peligros de las almohadillas para cuna

Las almohadillas acolchadas para cuna ponen a los bebés en riesgo de lesiones graves y mortales debido a:

  • Asfixia: La almohadilla asfixia a los bebés en aproximadamente el 67% de las muertes infantiles relacionadas con la asfixia (o 2 de cada 3). Otros elementos, como mantas, animales de peluche y almohadas, están implicados en aproximadamente el 33% de estas muertes.
  • Enredo: Esto ocurre cuando los hilos, los lazos o los componentes decorativos se aflojan y se enredan alrededor de alguna parte del bebé. En aproximadamente el 50% de estos enredos, la almohadilla queda envuelta alrededor de la cabeza, el cuello o la boca del bebé, lo cual aumenta los riesgos de estrangulación y asfixia.
  • Atrapamiento: Los bebés pueden quedar atrapados entre las almohadillas y otro objeto en la cuna (como un posicionador para bebés), lo que produce un bloqueo de las vías respiratorias.
  • Ahogamiento: hilos, lazos, relleno y los elementos decorativos pueden presentar riesgos de ahogamiento para los bebés.

Si bien algunos estados, como Maryland, han presionado para emitir sus propias restricciones para las almohadillas para cunas, no hay estándares federales preparados en este momento.

Requisitos propuestos para las almohadillas para cunas

Los estándares para las almohadillas propuestos por la CPSC incorporarán las reglas voluntarias existentes por referencia (ASTM F1917-12, Especificación Estándar de Desempeño de Seguridad del Consumidor para Ropa de Cama Infantil y Accesorios Relacionados) al mismo tiempo que realiza algunos cambios. Los cambios se centran en minimizar el riesgo de lesiones por choque y muertes.

Las modificaciones incluyen (y no se limitan a):

  • Definición de “almohadillas para cunas” y “revestimiento de cunas”
  • Actualización de los requisitos de grosor y resistencia de la almohadilla
  • Incorporación de la firmeza de la almohadilla para cuna y los requisitos de flujo de aire
  • Revisar los requisitos de advertencia y colocación de la almohadilla mientras se agrega un requisito de permanencia 

No está claro cuándo se finalizarán los requisitos propuestos. Sin embargo, cuando lo sean, aún pueden pasar varios meses antes de que la ley entre en vigor.

La CPSC se enfrenta a la crítica por la acción retrasada en activar el retiro de las cunas inclinadas

Los intentos para prevenir las muertes infantiles normalmente son recibidos con elogios por los defensores de la seguridad. Sin embargo, han criticado a los funcionarios de la CPSC por su respuesta a las muertes por almohadillas infantiles, y alegan que los reguladores deberían haber actuado antes.

De hecho, los expertos médicos, entre otros, han estado instando a los funcionarios a imponer regulaciones más estrictas sobre las almohadillas desde 2007, cuando un informe publicado en The Journal of Pediatrics concluyó lo siguiente: 

Las almohadillas para cuna y moisés son peligrosas. Su uso previene solo lesiones menores. Debido a que las almohadillas pueden causar la muerte, concluimos que no deben usarse.

En 2008, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) emitió una recomendación, e instó a los cuidadores a no usar almohadillas en las cunas debido a los graves riesgos que presentan para los bebés.

Más de una década después, las nuevas reglas de seguridad de almohadillas finalmente están cada vez más cerca de convertirse en una realidad. Desafortunadamente, sin embargo, el retraso en la acción se está convirtiendo en un patrón, dicen los defensores de la seguridad. Esto se debe a que no es la primera vez que han acusado a la CPSC de demorarse en problemas de seguridad infantil y productos peligrosos relacionados con las cunas.

Desde 2019, los defensores de la seguridad han presentado las mismas acusaciones a los reguladores con respecto a los retiros de cunas inclinadas, y sostienen que los funcionarios no actuaron lo suficientemente rápido como para emitir retiros cuando los estudios informaban cuán peligrosas y mortales podrían ser estas cunas.

A pesar de las críticas, muchos tienen la esperanza de que la prohibición de las almohadillas para cunas y los retiros de cunas inclinadas salvarán las vidas de los bebés. Como señalaron los investigadores en un estudio de 2015:

La prevención de muertes y lesiones por choques solo será posible si las almohadillas tradicionales se retiran del mercado a nivel nacional.

Cuando los productos peligrosos lastiman a los niños

Trágicamente, al igual que las almohadillas y las cunas inclinadas, muchos artículos que lastiman a los niños solo se regulan o se retiran del mercado después de que causan daño. Para los padres de las víctimas, las nuevas restricciones de seguridad o retiros no harán mucho para revertir las lesiones de sus hijos o traerlos de vuelta de un accidente fatal. Sin embargo, presentar reclamaciones contra fabricantes negligentes puede ayudar. Puede empoderar a las familias con opciones para responsabilizar a las partes negligentes. También puede ayudar a las víctimas y las familias a buscar la justicia y las recuperaciones que merecen.

Pin It on Pinterest

Skip to content