Haz clic para llamar. Consulta gratis

(830) 326-4444

Volver al Blog

LAS DIEZ ESTAFAS MAS COMUNES POR PARTE DE LAS COMPAÑIAS DE SEGUROS EN TEXAS

las diez estafas más comunes por parte de las Compañías de Seguros en TexasLas compañías de seguros son entidades con fines de lucro y, por tal motivo, tienen como incentivo financiero pagar menos de lo debido o negar la mayor cantidad de reclamaciones posibles.  Por un lado, dichas compañías están legalmente obligadas a evaluar correctamente y pagar cada reclamación dentro de plazos específicos.  Por el otro lado, no siempre se controvierten las reclamaciones con respecto a las que se paga menos de lo debido, o cuyo pago es negado, lo que tiene como consecuencia que las compañías de seguros ahorren una cantidad substancial de dinero con motivo de sus prácticas de mala fe.

La mayoría de las compañías de seguros se han dado cuenta que el conducirse con mala fe, incrementa sus ganancias aun descontándose los gastos de demandas y controversias.  Es el simple costo de hacer negocios.  Debido a que las compañías de seguros no actúan conforme a los intereses del cliente, es importante estar al tanto de las diez estafas más comunes por parte de las Compañías de Seguros en Texas.

  1. Pago Insuficiente. A las compañías de seguros les encanta ahorrar dinero de cualquier modo posible.  Una de las maneras más comunes de ahorrar dinero es pagar menos de lo debido en tu reclamación.  Con tan solo pagar entre un 5% y 10% menos de lo debido en cada reclamación, las compañías de seguros ahorran cientos de millones de dólares.
  2. Retrasar el Pago. La Ley de Texas impone estrictos plazos a las compañías de seguros.  El incumplimiento de estos plazos puede hacer a las compañías de seguros acreedoras de severas sanciones.  Sin embargo, las compañías de seguros saben que la mayoría de los consumidores desconocen estos plazos.  Por lo regular, las compañías de seguros retrasan los pagos con la esperanza de que te des por vencido, o para que aceptes un pago menor de lo que te corresponde.
  3. Negar una reclamación sin una explicación por escrito. De acuerdo con la Ley de Texas, las compañías de seguros tienen la obligación de informar por escrito a sus asegurados la razón por la que se negó su reclamación.  Los argumentos que emplee la compañía de seguros tienen que estar fundados en la póliza de seguro.  El incumplir con esta disposición, puede ser indicio de mala fe.
  4. Contratar ajustadores foráneos sin experiencia. Cuando la cantidad de reclamaciones incrementa, por lo regular, las compañías de seguros contratan ajustadores foráneos sin experiencia.  Este tipo de ajustadores son más baratos que los ajustadores con experiencia, y, por tal motivo, carecen del conocimiento y la habilidad para dar trámite eficientemente a una reclamación.   Como consecuencia,  las compañías de seguros emplean esta mano de obra más con la finalidad de estafar a sus asegurados del pago que les corresponde.
  5. Negar pago en base a inspecciones indebidas.  Cuando un evento catastrófico azota  una determinada área geográfica, los ajustadores  de seguros tienen la presión de inspeccionar todas las casas afectadas.  Por lo regular, la demanda de propiedades a inspeccionar rebasa la capacidad y número de ajustadores disponibles.  Como resultado de ello, es común que los ajustadores apuren las inspecciones ignorando algunos detalles esenciales, lo cual puede tener como consecuencia que las reclamaciones se nieguen, o que se pague menos de lo debido.
  6. Negar una reclamación alegando uso y desgaste normal, o mantenimiento inadecuado. Una forma común que las compañías de seguros utilizan para negar  una reclamación es  culpar al propietario por los daños.  Muchas veces, dichas compañías alegan que los daños  fueron resultado de una falta de mantenimiento por parte de los propietarios, o como resultado del  uso y desgaste normal del inmueble.  Con estos  argumentos, las compañías de seguros esperan que el propietario se rinda y no controvierta el resultado de la reclamación.
  7. Ofrecer poco dinero. Las compañías de seguros tratan de obligar a sus asegurados, que en ocasiones tienen una presión financiera, a aceptar cantidades menores a lo que les corresponde  haciendo rápidas propuestas de pago dentro del proceso de  reclamación.  Aquellos  asegurados que necesitan reparaciones inmediatas, no tienen el capital para realizar dichas reparaciones lo cual los hace víctimas de esta estafa.
  8. Mentir sobre de la cobertura disponible.  Los contratos de seguros son documentos largos y complejos.  Las compañías de seguros usan esto a su conveniencia para estafar a los consumidores, alegando que la cobertura de la póliza es menor de lo que realmente es.  Si el propietario cree que está recibiendo el monto máximo de acuerdo a su póliza, es probable que acepten el pago que le ofrezcan.
  9. Mentir sobre las exclusiones contenidas en la póliza de seguro. Al igual que mentir sobre la cobertura disponible, las compañías de seguros pueden negar una reclamación alegando la existencia de una causal de exclusión en base a la póliza.  Las compañías de seguros saben que los propietarios no leen cada página de su póliza, lo que hace posible que las  compañías de seguros mientan sobre las exclusiones y la forma en como aplican en la reclamación.
  10. Negar una reclamación por supuestos daños intencionales. Esta estafa es especialmente común tratándose de daños en techos.  Las compañías de seguros pueden alegar que las abolladuras en los revestimientos causadas por tormentas de granizo fueron ocasionadas de forma intencional por parte de los asegurados.  Pero lo que es peor, es que, en algunos casos, estos daños, son ocasionados por los propios ajustadores de las compañías de seguros, echándole la culpa al propietario.

Todas las estafas mencionadas constituyen prácticas de mala fe por parte de las compañías de seguros en Texas.  De acuerdo con  la Ley de Texas, las compañías de seguros que actúan con mala fe, son responsables por el monto total de la reclamación más el pago de honorarios de abogado.  Un abogado especializado en reclamaciones de seguros puede ayudarte para que tu compañía de seguros maneje tu reclamación conforme al deber de buena fe y trato justo que tienen a su cargo.

Los abogados de la Firma Legal Amaro, tienen amplia experiencia lidiando con compañías de seguros.  De hecho, algunos de sus abogados llegaron a trabajar como abogados defensores de compañías de seguros antes de unirse a la firma.  Ahora, ayudan a dueños de propiedades a luchar por un trato justo.  Nuestras consultas son gratis.  No tomaremos tu asunto si creemos que no podemos agregar valor agregado.  Cuando una compañía de seguros actúa con mala fe, tienen la obligación de pagar los honorarios de abogado. Por lo tanto, se pagan nuestros honorarios siempre y cuando ganemos el asunto.

Pin It on Pinterest

Skip to content