Haz clic para llamar. Consulta gratis

(830) 326-4444

Volver al Blog

La conducción distraída es el problema de más rápido crecimiento en las carreteras de EE. UU.

La conducción distraída es el problema de mayor crecimiento en las carreteras de EE. UU.

Los conductores distraídos matan a 8 personas y lesionan a otras 700 cada día

Aproximadamente 9 de cada 10 conductores dicen que conducir distraído es un problema más grande que nunca. También están de acuerdo en que es tan peligroso como beber y conducir. Sin embargo, casi 6 de cada 10 dicen que usan rutinariamente sus teléfonos celulares mientras conducen. Una de cada cuatro personas participa en al menos dos actividades, aparte de conducir, mientras está al volante.

Y estas distracciones no están exentas de consecuencias. Causan más de 2800 accidentes mortales y 400.000 lesiones por accidentes automovilísticos cada año. Esto significa que los conductores distraídos causan:

A pesar de lo preocupante que son, las autoridades dicen que estas estadísticas de conducción distraída probablemente no informan el problema en su totalidad. Es por eso que han considerado que la conducción distraída es una epidemia, llamándola el problema de más rápido crecimiento en las carreteras de Estados Unidos.

También es por eso que han designado el mes de abril como el mes de la conciencia de la conducción distraída. Mientras que las autoridades de todo el país están llevando a cabo campañas especiales de aplicación de la ley del 5 al 12 de abril de 2021 (Manejas. Texteas. Pagas.), se han planeado otras iniciativas para tratar de crear conciencia y desalentar la conducción distraída.

En apoyo a esta idea, estos son algunos de los últimos hechos sobre la conducción distraída, cómo mantenerse seguro en las carreteras y qué hacer después de que ocurran estos accidentes.

De dónde vienen las distracciones

Si bien los teléfonos celulares son una de las mayores distracciones para los conductores, otras cosas pueden desviar la atención de los automovilistas de las carreteras. Según los conductores, las cosas que más a menudo los distraen, y que les resultan más molestas, son (con el porcentaje de conductores de acuerdo entre paréntesis):

  • Tratar con los sistemas de navegación (20%)
  • Ajustar la música y/o temperatura (19%)
  • Lidiar o “gritarle” a los niños en el vehículo (16%)
  • Otros conductores en la carretera (15%)
  • Comer (5%)

Un hecho fascinante es que los hombres y mujeres tienden a ser distraídos por cosas diferentes. De hecho, si bien es más probable que los hombres envíen mensajes de texto al volante, es más probable que las mujeres usen sus sistemas de navegación, según muestran los últimos hallazgos de la industria de seguros.

También es crucial saber que la conducción distraída es potencialmente el mayor problema entre los conductores adolescentes. Causan alrededor del 9% de todos los accidentes mortales de conducción distraída.

No importa cuáles sean las distracciones, siempre son malas noticias para los conductores desatentos y para quienes comparten las carreteras.

Los peligros de la distracción se encuentran en la ceguera por falta de atención

Las distracciones para los conductores pueden ser cognitivas, visuales y/o manuales. Las distracciones cognitivas desvían las mentes de la tarea de conducir, lo que causa “ceguera por falta de atención”. Esto evita que los conductores vean y reconozcan lo que realmente están mirando porque su mente está en otra parte. Puede suceder cuando los conductores están hablando con personas en sus vehículos o en dispositivos de manos libres. Según la investigación, simplemente escuchar una conversación puede reducir la actividad cerebral centrada en la conducción en al menos un tercio.

Las distracciones visuales le quitarán los ojos de la carretera a los conductores. Estas pueden incluir cualquier cosa dentro o fuera del vehículo. Las distracciones manuales quitan las manos de los conductores de los volantes.

Cualquier distracción que combine estas tres (distracciones cognitivas, visuales y manuales) es la más peligrosa. Es por eso que los mensajes de texto y el uso de teléfonos celulares al volante son tan peligrosos.

Independientemente de si se producen distracciones cognitivas, visuales o manuales, los conductores pueden experimentar problemas críticos de rendimiento cuando se trata de percibir con precisión y responder rápidamente a sus entornos. Eso puede resultar en un número infinito de comportamientos de riesgo que conducen a accidentes automovilísticos, desde exceso de velocidad y no detenerse en semáforos en rojo hasta conducir por carriles para bicicletas, no ceder, entre otros. En última instancia, esas deficiencias y cómo hacen que los conductores se vuelvan imprudentes al volante son muy similares a los efectos debilitantes de la intoxicación por alcohol en los conductores.

Aunque los conductores en estos días parecen reconocer eso, también tienden a pensar que pueden realizar múltiples tareas de forma segura al volante. En otras palabras, creen que la distracción es insegura y problemática con otros conductores, pero que ellos pueden “manejarla”.

Al reconocer esto, los reguladores están trabajando para desacreditar estas y otras creencias peligrosas sobre la conducción distraída. Se centran en alentar a más automovilistas a prestar atención a la tarea de conducir siempre que estén detrás del volante.

Algunos incluso lo están llevando más lejos, presionando por una legislación federal que crearía sanciones para los estados que no limitan el uso de teléfonos celulares y dispositivos electrónicos para los conductores. Esto incluye a los funcionarios de la Governors Highway Safety Association (GHSA). Quieren una prohibición federal del uso de teléfonos celulares para los conductores.

Con estas y otras iniciativas para llegar al público que conduce y a los legisladores federales, la esperanza es que el mes de Concientización sobre la conducción distraída en 2021 ayude a cambiar las mentes, los comportamientos y las leyes para hacer que las carreteras sean más seguras para todos.

Cómo mantenerse seguro en las carreteras: evite la distracción, conduzca a la defensiva

Aparte de correr la voz sobre el mes de la Concientización sobre la conducción distraída, la mejor manera de hacer su parte es predicar con el ejemplo. Esto es lo que puede hacer para mantenerse a usted, a sus pasajeros y a sus compañeros de viaje a salvo de los peligros de conducir distraído:

  • Ponga su teléfono en No Molestar cuando conduzca.
  • Espere unos segundos en los semáforos en rojo y las señales de alto, y mire hacia ambos lados antes de continuar.
  • No espere que otros conductores le vean o le den suficiente espacio.
  • Mire a su alrededor, esté atento a los peatones, ciclistas y motociclistas (los viajeros menos visibles en la carretera).
  • Deténgase cuando necesite consultar direcciones, hacer llamadas o mensajes de texto, o hacer cualquier otra cosa que saque su atención de la carretera.
  • Hable con los adolescentes sobre la conducción distraída y considere descargar aplicaciones que impidan el uso del teléfono celular mientras el vehículo está en movimiento.
  • Siempre abróchese el cinturón.

No deje que un emoji le arruine la vida

Después de un accidente automovilístico por conducción distraída

Por muy atento que pueda estar mientras conduce, puede ser casi imposible saber si, o en qué grado, otros automovilistas pueden haber estado distraídos. Si bien es importante tomar todas las medidas estándar que normalmente debe tomar después de un accidente automovilístico, con accidentes por conducción distraída, lo siguiente puede ser particularmente crucial:

  • Declaraciones del conductor y de los testigos: los automovilistas pueden admitir literalmente la distracción al explicar lo que estaban haciendo antes de una colisión. “Estaba hablando con mis hijos”, “estaba ajustando mi GPS” o “estaba cambiando la radio”, son todos códigos para “distracción”.” Los testigos pueden tener pistas similares sobre la distracción cuando, por ejemplo, pueden dar fe de ver a un automovilista conducir erráticamente, hablar por un teléfono celular o hacer cualquier otra cosa (en lugar de conducir) mientras está detrás volante.

  • Registros de teléfonos celulares: estos pueden revelar cuándo los conductores pueden haber enviado o abierto ciertos mensajes (SMS y correos electrónicos). También pueden mostrar cuándo se hicieron las llamadas entrantes y salientes, cuánto duraron y más.

  • Restos y otra evidencia potencial en la escena: ¿había marcas del rodado de los neumáticos en la carretera, posiblemente indicando que un conductor tuvo que hacer una parada repentina? ¿Cómo se ve el daño en el entorno cercano (si lo hay)? Este tipo de detalles pueden demostrar que los conductores solo trataron de evitar un accidente en el último minuto, lo que puede ser una señal de que la distracción puede haber impedido que intentaran evitar la colisión antes.

Otras pruebas también pueden ser esenciales, y aquellos que busquen respuestas sobre sus derechos y opciones legales pueden recurrir a un abogado de accidentes automovilísticos para una consulta gratuita y confidencial. La distracción puede ser solo una forma de negligencia que causó su accidente, y un abogado experimentado puede ser el aliado que necesita cuando sea el momento de averiguarlo y avanzar en el camino de la recuperación.

Pin It on Pinterest

Skip to content