Haz clic para llamar. Consulta gratis

(830) 326-4444

Volver al Blog

10 razones para no confiar nunca en una compañía de seguros

10 razones para nunca confiar en una aseguradora

¿Debe presentar una reclamación al seguro? No confíe automáticamente en que las aseguradoras que le expliquen sus derechos, lo cuiden u honren su póliza

Al ser negocios con fines de lucro, las compañías de seguros ganan dinero cuando no pagan las reclamaciones en su totalidad o en absoluto. Esto puede sonar como sentido común, pero puede ser fácil de olvidar cuando un ajustador parece simpático o útil mientras presenta una reclamación.

Sin embargo, la realidad es que las compañías de seguros no tienen ninguna obligación de explicarle o proteger sus derechos. De hecho, no es raro que utilicen tácticas engañosas, poco éticas o potencialmente ilegales para reducir o evitar los pagos.

Cómo las aseguradoras pueden sabotear su reclamación: 10 Tácticas

Ser consciente de estas tácticas puede ayudarle a mantenerse en guardia y evitar el error de confiar en las compañías de seguros cuando es el momento de presentar un reclamo.

1.  Las compañías de seguros pueden presionarlo para que proporcione una declaración “oficial”.

Oficial es generalmente el “código” para grabado. Cuando usted da una declaración oficial, sus palabras pueden ser usadas en su contra. Por lo tanto, si comete un error o malinterpreta cualquier detalle, podría darle a las aseguradoras espacio para intentar socavar o negar su reclamo.

Consejo: no acepte dar una declaración oficial hasta que esté completamente listo. Cuando proporcione esta declaración, apéguese a los hechos y nunca admita o acepte la culpa del accidente o incidente asociado con su reclamo.

2. Pueden utilizar “lagunas” en la denuncia o en el tratamiento en su contra.

Para algunas coberturas y pólizas, como el seguro de automóvil, puede haber plazos estrictos para informar accidentes automovilísticos. Perder esa ventana de reporte puede darle a las aseguradoras razones para negar una reclamación.

Del mismo modo, esperar para obtener atención médica, o saltarse los tratamientos necesarios, puede abrir una ventana para que las aseguradoras aleguen que:

  • Usted no fue lesionado por el evento asociado con su reclamo.
  • Usted hizo que sus lesiones empeoraran al no recibir tratamiento lo antes posible o según fuera necesario.
  • Sus lesiones no son tan malas como afirma porque habría recibido tratamiento inmediato o posterior si así fuera.

Consejo: Llame a su compañía de seguros tan pronto como pueda cuando sepa que necesita presentar un reclamo. Además, asegúrese de ver a un médico y seguir todos los tratamientos médicos recomendados.

3. Pueden prolongar el proceso de reclamaciones.

Las compañías de seguros saben que las personas a menudo dependen de la compensación de las reclamaciones para cubrir las facturas médicas y/o salir adelante mientras están sin trabajo y recuperándose de accidentes y lesiones. Cuando las aseguradoras alargan las reclamaciones, están tratando de intensificar esa presión financiera. El objetivo es conseguir que la gente acepte menos de lo que se merece.

Sin embargo, por ley de Texas las aseguradoras están obligadas a:

  • Reconocer las reclamaciones dentro de los 15 días posteriores a la recepción de la notificación y solicitar cualquier información adicional necesaria en ese momento
  • Aprobar o denegar su reclamo dentro de los 15 días de recibir toda la información solicitada
  • Notificarle si el plazo necesita ser extendido y explicarle por qué

Consejo: Cuando sienta que la compañía de seguros está dando rodeos, llame a un abogado. Puede obtener respuestas gratuitas sobre sus derechos y qué hacer para protegerlos.   

4. Las aseguradoras pueden culparlo por el evento asociado con el reclamo.

Si pueden argumentar que usted causó o contribuyó al accidente o evento relacionado con su reclamo, lo harán.

¿Por qué? 

Puede darles lugar a reducir o negar su reclamo.

Consejo: No deje que la compañía de seguros lo haga entrar en el juego de la culpa. Un abogado puede ayudarlo a desarmar esta táctica al presentar el contraargumento y la evidencia correctos para proteger su reclamo.

5. Pueden reducir al mínimo las lesiones y/o pérdidas asociadas con la reclamación.

Las compañías de seguros pueden intentar reclamar que las lesiones o daños preexistieron al incidente asociado con su reclamo. También pueden alegar que los acontecimientos posteriores al incidente contribuyeron a las lesiones o daños. Todo esto es solo otro intento para minimizar o evitar el pago de una compensación.

Consejo: Tome fotos y/o grabe videos de la escena del accidente y los daños. Además, conserve todos los registros que tenga relacionados con sus lesiones. Este tipo de evidencia puede hacer mucho para demostrar cuánta compensación puede merecer.

6. Pueden usar fórmulas estandarizadas para calcular los pagos.

¿Cómo sabe si utilizaron los números correctos? ¿Cómo sabe si están usando una ecuación justa?

No puede estar seguro de estas cosas. Por lo tanto, no puede confiar automáticamente en las ofertas que las compañías de seguros puedan ofrecerle, especialmente las primeras.

Consejo: Nunca acepte una oferta sin entender los detalles. Con demasiada frecuencia, las ofertas iniciales y posteriores no llegan a proporcionar la indemnización completa que un reclamante merece.

7. Las aseguradoras pueden pedirle que consulte a un médico específico.

Esta es generalmente una visita de una sola vez para evaluar o verificar sus lesiones. No espere confidencialidad de este doctor. En cambio, espere que el médico tenga una relación, e intereses alineados, con la compañía de seguros.

Consejo: Sea sincero cuando hable con este médico y no diga nada que no quiera compartir con la compañía de seguros. Además, trate de tener a su lado a alguien de confianza cuando asista a esta cita. Esta persona puede ser un testigo importante más tarde si hay una discrepancia sobre algo.

8. Pueden vigilarle.

Un investigador de seguros puede seguirle y registrar sus actividades. Esta vigilancia se realiza para verificar si sus declaraciones a la aseguradora eran ciertas. También se puede hacer para tratar de atrapar a las personas que hacen cosas que podrían usarse para subvertir sus afirmaciones.

Por ejemplo, levantar algo pesado cuando su reclamo involucra lesiones en la espalda podría usarse para argumentar que tergiversó o exageró sus lesiones. Por lo tanto, las aseguradoras pueden decir que usted no merece tanto o ninguna compensación por su reclamo.

Consejo: Tenga en cuenta que será vigilado y esté atento a cualquier cosa fuera de lo común después de presentar una reclamación. Además, tenga siga las órdenes del médico al pie de la letra y no haga nada que no deba hacer, dadas las limitaciones físicas que pueda tener.

9. Pueden enviarle un cheque con una liberación de todas las reclamaciones.

Quieren que lo cobre y firme la liberación. Luego, siguen llegando facturas médicas que ni siquiera sabía que existían. Si firma y toma el dinero, podría estar “acordando” aceptar ese cheque como la compensación completa, lo cual cierra su reclamo y lo deja con las facturas médicas para pagar.

Consejo: No cobre automáticamente ningún cheque de una compañía de seguros. Hable con un abogado si necesita ayuda para averiguar si el cheque le compensa adecuadamente por su reclamo.

10. Las compañías de seguros pueden traer a sus propios abogados para luchar contra usted.

Cuando surjan disputas, los abogados de las compañías de seguros estarán listos para pelearle. Estos abogados solo defienden a las compañías de seguros. Esto significa que tienen una amplia experiencia en la lucha contra las reclamaciones.

Consejo: No luche solo contra los abogados de las compañías de seguros. Asegúrese de tener un abogado de su lado que sepa cómo hacerle frente a las aseguradoras.

Confíe en un abogado cuando necesite tratar con compañías de seguros

Cuando sea el momento de presentar un reclamo contra una compañía de seguros, es posible que tenga tiempo limitado y cometer errores podría comprometer su recuperación. Para asegurarse de tomar las medidas correctas, y para preparar su reclamo para el éxito, trabaje con un abogado experimentado. Más importante aún, nunca confíes en una compañía de seguros.

Pin It on Pinterest

Skip to content