Haz clic para llamar. Consulta gratis

(830) 326-4444

Volver al Blog

NUEVA TECNOLOGIA PARA DIAGNOSTICAR DAÑOS CEREBRALES

nuevas tecnologías para diagnosticar daños cerebralesLas lesiones cerebrales son sin duda un grave problema de salud, y constituyen una de las principales causas de muerte y discapacidad en Estados Unidos, mismas que representan un 30% de todas las lesiones fatales.  Las lesiones cerebrales son conocidas como la “epidemia silenciosa” ya que en muchos casos las consecuencias relacionadas con la lesión, misma que puede afectar la capacidad de una persona para pensar, hablar, expresar emociones y desplegar comportamientos, no son tan aparentes.  Esto es especialmente cierto cuando las lesiones cerebrales son leves.  Dichas lesiones también son conocidas como epidemia silenciosa debido a que el nivel de consciencia que tiene la sociedad en relación con esta lesión es muy limitado.

Neurocientíficos de todo el mundo están trabajando arduamente para entender cómo funciona el cerebro, para poder así explicar cómo las lesiones cerebrales afectan la función del cerebro, y la forma en que dichas lesiones pueden afectar la vida de una persona.  Todavía falta mucho por descubrir acerca de las lesiones cerebrales, especialmente en el área de diagnóstico.

Durante el transcurso de los años, la medicina moderna ha desarrollado diversos exámenes para determinar con un nivel razonable de certeza médica si una persona sufrió o no una lesión cerebral, tales como tomografía axial computarizada (TAC), resonancia magnética (RM), susceptibilidad de imagen ponderada, angiografía por medio de resonancia magnética, electroencefalograma, EEG cuantitativo, tomografía por emisión de positrones (TEP), tomografía computarizada de emisión de fotones, punción lumbar, y espectroscopia de resonancia magnética.

Adicionalmente, la medicina moderna también ha implementado diversos procedimientos que son capaces de determinar con un nivel razonable de certeza medica si una persona ha sufrido lesiones cerebrales.  Los resultados de estos procedimientos son conocidos como “hallazgos objetivos.”  Uno de los procedimientos más comunes es la escala de coma Glasgow, el cual es la suma de calificaciones de respuesta ocular, verbal y motriz.  La calificación más baja es 3 la cual indica un profundo estado de coma o muerte cerebral.  La calificación más alta es 15 lo que significa que el paciente está totalmente despierto y/o alerta.

Desafortunadamente, no todos los procedimientos aseguran un 100% de certeza en cuanto a la existencia de una lesión cerebral, o sus consecuencias.  Nuevamente, esto es especialmente verdadero tratándose de lesiones cerebrales leves, ya que tanto los síntomas como los signos de las lesiones cerebrales moderadas y severas son muy aparentes.  Esto último ha propiciado que los científicos y los profesionistas médicos alrededor del mundo crearan nuevas tecnologías para diagnosticar daños cerebrales.

Estas nuevas tecnologías para diagnosticar daños cerebrales básicamente son exámenes que tienen la capacidad de medir el trauma físico que el cerebro sufrió, mediante un análisis de la reacción del cuerpo a dicha lesión, tales como sangrado en el cerebro o la presencia de marcadores en el flujo sanguíneo.

Tratándose de sangrado en el cerebro, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), aprobó un aparato llamado InfraScanner, desarrollado por la Oficina de Investigación Naval (ONR por sus siglas en inglés).  Cada vez que hay un sangrado en el cerebro como resultado de una lesión, se forman capas de sangre en la corteza cerebral, mismas que absorben y reflejan la luz de forma distinta que el tejido cerebral común.  Al momento de enviar ondas de luz a distintas partes de la cabeza, el aparato puede detectar hematomas que pueden representar riesgo a la salud de las personas.

Adicionalmente, varios científicos están tratando de encontrar formas para detectar cambios en la química sanguínea que sean resultado de lesiones cerebrales.  Esto se logra a través de análisis de biomarcadores mismos que detectan la presencia de algún padecimiento o lesión.  Se ha descubierto que los biomarcadores son útiles para detectar reacciones biológicas a una lesión o enfermedad, y los cuales son útiles para diagnosticar muchas condiciones patológicas tales como cáncer, enfermedades cardiacas, infecciones, y desordenes genéticos.

Dentro del contexto de lesiones cerebrales, existen biomarcadores específicos en el líquido cefalorraquídeo y plasma, tales como BB isoenzima de creatina quinasa (CK-BB, predominante en el cerebro), la proteína ácida glial fibrilar (GFAP), proteína básica de la mielina (MBP), enolasa neuronal específica (NSE), y S100B.  La presencia de estos biomarcadores puede ser de utilidad para diagnosticar personas con lesión cerebral leve, cuando otros exámenes y procedimientos no son tan exitosos en este sentido.

Existen diversos métodos, procedimientos y exámenes para determinar si una persona sufrió una lesión cerebral.  Sin embargo, a pesar de que se ha comprobado la eficacia de la mayoría de estos exámenes por lo que respecta a lesiones cerebrales moderadas o severas, estos no son tan efectivos tratándose de lesiones cerebrales leves, lo que puede tener como consecuencia un diagnostico inadecuado.

Si crees que has sufrido una lesión cerebral y que tu diagnóstico es erróneo, nos gustaría saber más de tu asunto.  Los abogados de la Firma de Abogados Amaro cuentan con amplia experiencia manejando este tipo de asunto, y han litigado exitosamente casos de lesiones cerebrales en los que el punto controvertido era precisamente un diagnóstico erróneo de lesión cerebral.  Llámanos hoy mismo para una consulta gratuita de tu asunto.

Pin It on Pinterest

Skip to content